“La vida es vacía y sin

sentido si carece de una

práctica espiritual.

Únicamente la práctica

espiritual te puede brindar

la felicidad auténtica, que

te beneficiará no solo a ti,

sino también a los que te

rodean

S.S. XII Gyalwang Drukpa

DONA  1€ DONA  1€ ASOCIACIÓN HUMANITARIA Un viaje con sentido Un viaje con sentido DRUKPA DÖN GYÜ

¿Quiénes somos?…

Somos    la    “Asociación    Humanitaria    Drukpa    DÖN    GYÜ”. Trabajamos    bajo    la    dirección    de    S.S.    el    XII    Gyalwang Drukpa. Hemos   surgido   a   partir   de   la   Asociación   cultural   budista DRUKPA   CHÖ   DJE   LING   que   inició   su   andadura   en   el   año 2004,   después   de   la   primera   visita   de   S.S.   a   nuestra   ciudad en agosto de 2003. Fue   en   su   segunda   venida   a   San   Sebastián   en   enero   de 2006   cuando   S.S.   Gyalwang   Drukpa   nos   confirió   la   labor   de hacernos      cargo      del      mantenimiento      del      monasterio Bairoling    de    Katmandú,    regentado    por    su    padre    Bairo Rinpoché,    y    de    los    casi    100    monjes    allí    residentes,    la mayoría de ellos niños. Con   el   paso   del   tiempo   y   dada   la   envergadura   que   iba adquiriendo   nuestro   trabajo,   S.S.   creyó   necesario   crear   una nueva    asociación    humanitaria    separada    de    la    anterior asociación   cultural   budista,   de   manera   que   trabajáramos ambas paralelamente bajo su dirección. Así,   en   enero   de   2009,   hemos   nacido   como   la   Asociación Humanitaria   Drukpa   Dön   Gyü   (Dön   Gyü   :   sentido   último) para   continuar   con   la   labor   que   ya   veníamos   realizando desde 3 años atrás. Como    Asociación    humanitaria        formamos    parte    de    la amplia      red   de   asociaciones   con   carácter   humanitario   que Su Santidad ha extendido por Europa, Asia y América.
S.S. el XII Gyalwang Drukpa es   cabeza   del   linaje   Drukpa,   uno de   los   más   antiguos   del   budismo tibetano.    Nació    en    1963    en    el lago   sagrado   de   Rewalsar,   en   el norte        de        la        India.        Fue oficialmente   reconocido   por   Sus Santidades,   el   XIV   Dalai   Lama   y el    XVI    Karmapa,    y    entronizado en   1967.   Su   principal   monasterio, que     antes     se     encontraba     en Tíbet,      está      reestablecido      en Darjeeling    (India).    Cuenta    con otros   numerosos   monasterios   en la   región   de   los   Himalayas   y   con centros   de   práctica   establecidos en     Europa,     Inglaterra,     Méjico, Estados Unidos y Oriente. Su   elevada   realización   espiritual se   reconoce,   entre   otras   cosas, por    la    profundidad    y    sabiduría de   sus   conocimientos   así   como por    la    enorme    actividad    que despliega      en      sus      numerosas acciones humanitarias.

“La felicidad auténtica es el reflejo de un

corazon abierto que tiene la habilidad de aceptar todo,

bueno o malo”.                                                                          S.S. XII

Gyalwang Drukpa

“La felicidad auténtica es el reflejo de un

corazon abierto que tiene la habilidad

de aceptar todo, bueno o malo”.                                                                         

S.S. XII Gyalwang Drukpa

DRUKPA DÖN GYÜ

S.S. XII Gyalwang Drukpa

“El acto de dar no disminuye lo que tienes; sino que te da más de lo que puedas esperar”
ASOCIACIÓN HUMANITARIA Un viaje con sentido Un viaje con sentido DONA  1€ DONA  1€

¿Quiénes somos?…

Somos   la   “Asociación   Humanitaria   Drukpa   DÖN GYÜ”.   Trabajamos   bajo   la   dirección   de   S.S.   el   XII Gyalwang Drukpa. Hemos   surgido   a   partir   de   la   Asociación   cultural budista   DRUKPA   CHÖ   DJE   LING   que   inició   su andadura    en    el    año    2004,    después    de    la primera    visita    de    S.S.    a    nuestra    ciudad    en agosto de 2003. Fue   en   su   segunda   venida   a   San   Sebastián   en enero   de   2006   cuando   S.S.   Gyalwang   Drukpa nos    confirió    la    labor    de    hacernos    cargo    del mantenimiento     del     monasterio     Bairoling     de Katmandú,     regentado     por     su     padre     Bairo Rinpoché,     y     de     los     casi     100     monjes     allí residentes, la mayoría de ellos niños. Con   el   paso   del   tiempo   y   dada   la   envergadura que   iba   adquiriendo   nuestro   trabajo,   S.S.   creyó necesario      crear      una      nueva      asociación humanitaria        separada        de        la        anterior asociación    cultural    budista,    de    manera    que trabajáramos    ambas    paralelamente    bajo    su dirección. Así,   en   enero   de   2009,   hemos   nacido   como   la Asociación   Humanitaria   Drukpa   Dön   Gyü   (Dön Gyü    :    sentido    último)    para    continuar    con    la labor    que    ya    veníamos    realizando    desde    3 años atrás. Como     Asociación     humanitaria          formamos parte   de   la   amplia      red   de   asociaciones   con carácter     humanitario     que     Su     Santidad     ha extendido por Europa, Asia y América.
S.S. el XII Gyalwang Drukpa es   cabeza   del   linaje   Drukpa,   uno de    los    más    antiguos    del    budismo tibetano.   Nació   en   1963   en   el   lago sagrado   de   Rewalsar,   en   el   norte de      la      India.      Fue      oficialmente reconocido   por   Sus   Santidades,   el XIV   Dalai   Lama   y   el   XVI   Karmapa,   y entronizado    en    1967.    Su    principal monasterio,         que         antes         se encontraba        en        Tíbet,        está reestablecido   en   Darjeeling   (India). Cuenta      con      otros      numerosos monasterios    en    la    región    de    los Himalayas      y      con      centros      de práctica    establecidos    en    Europa, Inglaterra,   Méjico,   Estados   Unidos   y Oriente. Su   elevada   realización   espiritual   se reconoce,   entre   otras   cosas,   por   la profundidad     y     sabiduría     de     sus conocimientos     así     como     por     la enorme    actividad    que    despliega en       sus       numerosas       acciones humanitarias.